Tipos de calefacción: ¿Cuál escoger?

Tipos de calefacción

Tipos de calefacción: ¿Cuál escoger?

Hoy hablamos sobre tipos de calefacción. Con la llegada del frío queremos contar con un sistema de calefacción que aporte una temperatura agradable en nuestra casa o negocio, pero que a su vez cuente con características que contribuyan con la eficiencia energética, no ocasione daños al medio ambiente y sea de fácil mantenimiento.

Existen diversos tipos de calefacción, que generan dudas sobre cuál escoger resultando un tanto complicado seleccionar un sistema específico, para ello es necesario visualizar las particularidades de los equipos, así como la zona de instalación, ya que, en ocasiones la propia ubicación geográfica limita la elección de un sistema.

Tipos de calefacción

Para ayudarte a escoger cuál es el tipo de calefacción que más te conviene según tus necesidades, es importante que evalúes las características de los equipos como: propagación de calor, tipo de combustible o energía utilizada, sistema de control, entre otros.

1.     Calefacción eléctrica

Es uno de los sistemas de calefacción más empleado en la actualidad, utiliza una energía limpia y respetuosa con el medio ambiente, no requiere de instalaciones complejas. Se recomienda su uso en zonas no muy frías o segundas viviendas, debido a que requieren de un alto consumo eléctrico para generar calor. Existen diversos equipos con estas características:

  • Suelo radiante: es una opción moderna imperceptible visualmente que trabaja con una red de alambres colocados bajo el pavimento, por lo que su instalación requiere de una obra. Calienta la estancia de abajo hacia arriba de forma eficiente, logrando una temperatura homogénea.
  • Radiadores eléctricos: estos equipos han ido optimizando su eficiencia a lo largo del tiempo, reduciendo su consumo eléctrico en comparación a los primeros sistemas, su instalación es muy sencilla y no necesita de un mantenimiento constante.
  • Bombas de calor: existen diversas bombas de calor que tienen la capacidad de capturar energía de fuentes externas y gratuitas para generar calor.

2.     Calefacción de gas

Por lo general, los sistemas de gas representan una opción más accesible en relación a los costes de energía, pero también es necesario mencionar que estos sistemas requieren de un mantenimiento más oportuno, para evitar cualquier tipo de fuga. Entre los sistemas de calefacción de gas se encuentran:

  • Gas natural: el gas natural tiene un precio más económico que el resto de los combustibles, su sistema se basa en el calentamiento de tubos por donde circula agua, para generar calor. Su instalación es más costosa que los sistemas eléctricos, no obstante, dependerá del tipo de caldera.
  • Gas propano: se utiliza en zonas donde no se tiene acceso al gas natural, una desventaja de este sistema es que su precio es más elevado.
  • Gas butano: tiene la particularidad de venderse en forma envasada, dependiendo del sistema de calefacción se admite un tipo de envase. En general, para uso doméstico viene en una presentación de 12,5kg. Este tipo gas funciona muy bien para las calefacciones de zonas muy frías.
  • Gasoil: la calefacción a gasoil requiere de un depósito instalado por la empresa distribuidora del combustible.

3.     Calefacción de biomasa

La calefacción de biomasa genera calor por la combustión de diversos materiales, entre ellos:

  • Estufas de pellet: el pellet es un material elaborado a partir de serrín. Muchas de estas estufas son de fácil instalación, y estéticamente, muy bonitas, la desventaja es que solo calienta una zona específica de la casa.
  • Estufas de leña: son más robustas y duraderas, están fabricadas en acero o hierro fundido, requieren de un constante mantenimiento para generar calor.
  • Estufas de policombustible: como su propio nombre indica, funcionan con diferentes combustibles, cáscara de almendra, hueso de oliva, entre otros. La energía que expulsa no es dañina para el medio ambiente, son similares a las estufas de pellets y leña.

4.     Calefacción por aerotermia

La calefacción por aerotermia es una tecnología relativamente nueva que se caracteriza por extraer energía del aire, libre y gratuita, mediante una bomba de calor. El precio de instalación puede ser algo elevado, sin embargo, representa una inversión a largo plazo. Es un sistema compatible con otros, como suelo radiante, radiadores de baja temperatura, entre otros.

5.     Calefacción por geotermia

Estos sistemas generan calor a través de tuberías que se colocan en el subsuelo. Su instalación es bastante elevada debido a las perforaciones que se deben realizar, no obstante, el ahorro es insuperable en comparación a otros sistemas.

¿Cuál escoger?

Para escoger el tipo de calefacción más eficiente, es necesario que tengas en cuenta una serie de factores, por ejemplo, cuando se habla de costes en general, es vital que consideres, los precios de la instalación, del combustible, del mantenimiento (y la frecuencia con la que deben realizarse), entre otros aspectos.

Los sistemas de calefacción eléctrica suelen tener la instalación más económica, pero no así el de la tarifa eléctrica, son ideales para clima no muy fríos y de uso ocasional.

De igual forma, los sistemas a gas representan una opción muy tentadora en relación con los costes del combustible. No obstante, se podría decir que los sistemas de aerotermia y geotermia, son lo más eficientes del mercado.

La instalación de un sistema de calefacción es la mejor solución, para mantener una temperatura confortable en tus espacios en la época de invierno, pero su selección dependerá de tus necesidades.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.

Llámenos al 657 01 01 36 o déjenos su teléfono y le llamamos.