Calefaccion radiante ¿Qué es y cómo funciona?

calefacción radiante

Calefaccion radiante ¿Qué es y cómo funciona?

La calefacción radiante es uno de los sistemas de climatización más cómodos y eficientes. Gracias a una serie de características que lo diferencian del resto, su rendimiento y bajo impacto visual, son solo algunas de ellas.

Si estás pensando en instalar una calefacción radiante, es importante que conozcas qué es y cómo funciona este sistema. Aunque esta tecnología ya lleva varios años en el mercado, aún se considera un sistema moderno gracias a su innovadora instalación y acoplamiento con otros sistemas.

¿Qué es calefacción radiante?

La calefacción radiante permite distribuir calor (o frío) por medio de un sistema de tuberías que se instalan en distintas superficies, como paredes y techos. El suelo es una de las zonas más habituales para su colocación, ya que, permite aprovechar mejor la energía, además, cuando el calor de produce desde esta zona logra crear un efecto bastante agradable.

Principalmente, existen dos tipos de instalación para la calefacción radiante, una por medio de redes eléctricas y otra por tuberías de agua, la primera en la actualidad es poco instalada, debido a que requiere de un alto consumo de energía eléctrica.

La segunda opción y en la cual nos centraremos en este artículo, funciona gracias a un sistema de tuberías por donde circula agua caliente (o fría) pudiendo calentarse o enfriarse gracias a otros sistemas o equipos, de los cuales te hablaremos más adelante.

¿Cómo funciona la calefacción radiante?

La calefacción radiante, es un sistema de climatización que funciona gracias a una red de tubos plásticos de polietileno reticulado que se colocan bajo el pavimento, por donde se hace circular agua a ciertas temperaturas (alrededor de los 40oC en invierno y 16oC en verano).

La instalación no es un proceso complejo, ya que se utilizan una serie de elementos prefabricados. Aunque es importante destacar que la calefacción radiante no está asociada a un sistema en particular, puesto que, son variadas las opciones que admite esta tecnología, por ejemplo:

  • Calderas: existen diversas opciones en el mercado, con todo tipo de combustible, por ejemplo: gas, gasoil, biomasa, entre otros. Aunque, una buena opción es utilizar una caldera a gas que maximice el ahorro energético.
  • Bombas de calor: brindan la posibilidad de proporcionar calor en invierno y frío en verano, las hay tanto de aire – agua como geotérmicas, agua – agua.
  • Energía solar: son sistemas que permiten aprovechar los rayos del sol.

Ventajas de la calefacción radiante

La calefacción radiante ofrece una serie de ventajas entre las cuales destacan:

  • Bajo consumo: es un sistema que funciona a baja temperatura, por lo que no requiere de un alto consumo como otros sistemas tradicionales.
  • Sensación de confort: el calor se irradia por todas partes de manera uniforme y no se acumula en un área específica, en el caso del suelo radiante comienza desde los pies hasta la cabeza.
  • Versatilidad: admite varios sistemas de instalación con el uso de energías renovables.
  • No tiene impacto visual: el espacio donde se instala queda libre y despejado.

Al igual que todos los sistemas, la calefacción radiante también puede presentar algunos inconvenientes, como la velocidad de calentamiento y enfriamiento que no se realiza de forma inmediata, no obstante, sus múltiples ventajas lo constituyen como una de las tecnologías más eficiente.

En Hogar de Gas, empresa de instalación y reparación de calefacción, te ayudaremos a elegir el mejor sistema en base a tus necesidades, teniendo en cuenta el clima de la zona, además te ofrecer toda la asesoría y acompañamiento que requieras.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.

Abrir chat

Llámenos al 657 01 01 36 o déjenos su teléfono y le llamamos.