¿Cómo purgar radiadores de calefacción paso a paso?

purgar radiadores

¿Cómo purgar radiadores de calefacción paso a paso?

Si al encender tu radiador este produce algunos ruidos extraños, es probable que quieras saber cómo purgar radiadores de calefacción. Por eso hoy en Hogar del Gas te contaremos cómo hacerlo paso a paso.

No tienes porqué preocuparte, se trata de un trabajo sencillo y realizado con mucha frecuencia. Sigue leyendo nuestro artículo para saber más sobre este proceso.

¿Por qué es necesario purgar radiadores?

En primer lugar, comencemos analizando por qué es necesario purgar el radiador. Los radiadores requieren de esta operación, ya que, cuando tienen aire atrapado en su interior se detiene la circulación de agua caliente alrededor del sistema, lo que significa que este no funcionará eficientemente, pudiendo requerir más tiempo para calentar cualquier espacio, lo que representa un mayor coste en tus facturas.

Purgar un radiador significa entonces liberar el aire que se ha quedado atrapado dentro del sistema. Este es un fenómeno natural, puesto que el agua contiene oxígeno que queda atrapado producto del proceso de evaporación del agua. Liberar este aire ayudará a calentar tu hogar de manera más eficiente, reduciendo los gastos de energía.

Es recomendable purgar los radiadores antes de que se inicien las temporadas fuertes de invierno, donde tu equipo necesitará trabajar al 100%. Si escuchas un ruido en las tuberías o gorgoteo en el sistema, son señales para purgar el radiador.

¿Cómo purgar los radiadores de calefacción paso a paso?

El purgado es un trabajo relativamente sencillo, que puede ser realizado por un especialista o por tí mismo siguiendo estos pasos, pero primero necesitarás:

  • Una llave para purgar el radiador.
  • Un envase o recipiente.
  • Un paño para atrapar cualquier fuga de agua.

Paso 1: Enciende la calefacción al máximo.

Espera que el radiador alcance la máxima temperatura.

Paso 2: Revisa cada radiador en busca de puntos fríos.

Pasa la mano con cuidado en la parte superior de cada radiador, si sientes puntos fríos significa que hay aire atrapado, recuerda que el aire trata de elevarse.

Paso 3: Apaga la calefacción y deja enfriar.

Si tu calefacción está encendida, corres el riesgo de sufrir una quemadura y cubrir el suelo con agua a través de una fuga.

Paso 4: Encuentra el primer radiador al purgar.

Si debes purgar más de un radiador, empieza por el más cercano a la caldera.

Paso 5: Encuentra la válvula del radiador.

Por lo general, esta se encuentra en la parte superior, en uno de sus laterales.

Paso 6: Coloca un recipiente bajo la llave del radiador.

Para evitar cubrir el suelo con agua.

Paso 7: Inserta la llave de pulgar.

Haz un cuarto de vuelta lentamente en sentido contrario a las agujas del reloj, también puedes usar una moneda para su apertura.

Esto permitirá que el aire se escape y empezarás a escuchar un silbido. Cuando salga un chorrito de agua de forma continua cierra la válvula.

Paso 8: Purgar otros radiadores.

Repite el proceso en los radiadores que requieran ser purgados.

Paso 9: Revisa la presión de la caldera.

Si tienes un sistema de calefacción central presurizado, podrás notar que el manómetro de tu caldera ha descendido desde que purgaste los radiadores.

Paso 10: Enciende la calefacción para sus comprobaciones finales.

Verifica si el radiador está calentando correctamente. También si el calor se distribuye uniformemente a través del radiador.

Purgar los radiadores ayudará a mejorar el rendimiento de los sistemas de calefacción. Si prefieres que un profesional te ayude con esta tarea, en Hogar del Gas, empresa de mantenimiento de radiadores de calefacción, contamos con los mejores especialistas en calefacción, contáctanos y compruébalo tú mismo.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.

Llámenos al 657 01 01 36 o déjenos su teléfono y le llamamos.