Calentador eléctrico o de gas: ventajas y desventajas de cada uno

Calentador eléctrico o de gas

Calentador eléctrico o de gas: ventajas y desventajas de cada uno

Hoy vamos a hablar de las diferencias entre calentador eléctrico o gas al igual que ya hablamos de las calderas de gas y sus tipos. Estas son variadas y la elección depende en gran parte de tus necesidades. Es por ello que, antes de decidirte por uno u otro te recomendamos conocer las ventajas e inconvenientes de cada uno de ellos.

Calentador eléctrico o de gas: diferencias

Antes de decantarte por un calentador eléctrico o de gas, debes conocer las diferencias entre estos dos sistemas.

  • Funcionamiento

Para empezar, es importante entender cómo funcionan estos dos sistemas. Los calentadores eléctricos funcionan por medio de resistencias, que calientan el agua en su interior según la temperatura indicada y una vez alcanzada, la resistencia se apaga.

En cambio, los calentadores a gas utilizan gas butano o natural para su funcionamiento, producen agua caliente por medio de un quemador que se activa cuando se abre el grifo de agua fría.

  • Instalación

La instalación de un calentador eléctrico es mucho más sencilla que un calentador a gas, solo es necesario disponer de una toma para hacer las conexiones necesarias para su funcionamiento, a diferencia de un calentador a gas, el cual requiere que sea llevada obligatoriamente por un técnico especializado.

  • Suministro de agua

En los calentadores eléctricos el agua caliente se limita a la capacidad del depósito, una vez consumida es necesario esperar unos minutos para que vuelva a calentarse.  En contraste con el calentador a gas, el cual ofrece agua caliente ilimitada, algunos sistemas no disponen de un depósito, sino que el agua se va calentado a medida que se necesita.

Ventajas e inconvenientes de cada uno

Cada unos de los sistemas de calefacción tiene sus ventajas e inconvenientes, como te mostraremos a continuación:

Ventajas de un calentador eléctrico

  • Seguridad: la energía eléctrica es bastante segura y estable.
  • Mantenimiento: no necesita un mantenimiento constante para un funcionamiento eficiente.
  • Inmediatez: el agua caliente se obtiene de forma inmediata, lo que permite hacer un mejor uso de recurso.
  • Instalación: es bastante sencilla, solo se requiere de ciertos conocimientos en electricidad y fontanería para su instalación.

Ventajas de un calentador a gas

  • Costes: el combustible a gas es más económico que otras fuentes de energías.
  • Tamaño: no requiere ser muy grande y aportan agua caliente de forma constante.
  • Variedad: existe una gran variedad de calentadores a gas, en varios formatos que se adaptan fácilmente a tus necesidades.

Inconvenientes de un calentador eléctrico

  • Costes: el consumo eléctrico suele ser más caro que el gas natural.
  • Limitación: al depender de un depósito, el agua caliente está limitada, aunque los equipos actuales tiene una mayor eficiencia energética, y además, un consumo de agua elevado puede ser un inconveniente.
  • Tamaño: necesita de un espacio amplio para su colocación.

Inconvenientes de un calentador a gas

  • Mantenimiento: requiere de un mantenimiento periódico para revisar el estado de las calderas y cualquier tipo de fuga.
  • Instalación: es más compleja y debe ser realizada por un profesional.
  • Inmediatez: el agua caliente no sale de forma inmediata, hay que esperar unos minutos hasta que los quemadores hayan calentado las tuberías, sin embargo, después de ello, podrás disfrutar de agua caliente de forma ilimitada.
  • Temperatura: en temperaturas extremas muy bajas, el gas puede presentar inconvenientes.

Como habrás visto, existen notables diferencias entre un calentador eléctrico o de gas, para elegir el mejor, es necesario evaluar tus necesidades de consumo de agua caliente. Por ejemplo, un calentador a gas es perfecto para zonas cálidas donde convivan muchas personas, el eléctrico es más conveniente para viviendas con pocas personas ubicadas en áreas frías.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.

Llámenos al 657 01 01 36 o déjenos su teléfono y le llamamos.